Tanto niños como adultos sienten un rechazo inicial cada vez que tienen que acudir al dentista que llega a ser miedo en algunos casos y que puede conllevar la cancelación de la visita o revisión. Este fenómeno es conocido como odontofobia. Hoy día, acudir al dentista no es una experiencia traumática como ocurría hasta hace pocas décadas, pero todavía es frecuente encontrar casos como los anteriores que pueden solventarse gracias a técnicas como la sedación consciente, logrando eliminar esa barrera y que la experiencia sea totalmente positiva.

Un proceso sencillo y efectivo

La sedación consciente puede ser por vía venosa o por inhalación. Este último caso utiliza una mascarilla que ocupa la nariz y la boca para que el paciente inspire una combinación de oxígeno y óxido nitroso. Al respirarlo continuadamente se produce una relajación y confort absolutos que permiten recibir el tratamiento sin ningún estrés, ansiedad o irritación, además de eliminar el dolor, pues se combina con una anestesia local. La gran ventaja es que el paciente está consciente en todo momento y mantiene todas sus facultades (esto es especialmente importante en algunos tratamientos en los que se requiere la participación del paciente).

El procedimiento de la sedación consciente (inhalatoria) es muy rápido y seguro, consigue mejorar la experiencia de los pacientes y logra quitar ese “miedo” a la hora de acudir al dentista o recibir ciertos tratamientos. Además, cuenta con la ventaja de una recuperación muy rápida que se realiza en la propia clínica; realizada por el personal de la clínica, siguiendo los estándares de calidad y los procedimientos correspondientes.

Se recomienda para todo tipo de tratamientos dentales, pero quizás los casos en los que más se suele emplear sean aquellos relacionados con extracciones complicadas, implantes o elevaciones de seno facial. Y, como comentábamos al inicio, son adecuados tanto para niños como para adultos.

Consulta si tu clínica Unidental cuenta con sedación consciente y beneficiarte de todas sus ventajas: Busca aquí.