En la pleno verano nos llaman las terrazas, nos llama la noche… hora ideal para alternar en vez de un vino o una cerveza, un cóctel.
En nuestro país la cultura del cóctel tiene no años sino décadas. Inaugurada por el ex barman del Hotel Ritz, el gran Perico Chicote, quien decide por los años 30 abrir una de las coctelerías punteras y más emblemáticas: el Museo Chicote.

Hay cócteles para todos los gustos, de todos los sabores, y de todos los colores. Los más fuertes y secos con alto contenido de alcohol, dejan un regusto en la boca un tanto ácido y no del todo agradable al olfato. Los más frutales que contienen ingredientes como especias, hierbas y cítricos, son una fuente de frescura tanto al paladar como a la nariz. Aquí va nuestra recomendación.

El Mojito, cóctel conocido en el mundo entero por cómo entra, por su suavidad y su inconfundible aroma a menta fresca que provienen de las hojas naturales de hierbabuena que se machacan y se incluyen como adorno por encima del trago. Si después de darte el mojito pruebas a comerte un par de hojas de hierbabuena la sensación es de frescura total en la boca, con lo que conseguirás un aliento muy clásico y agradable.

Uno de los cócteles más famosos de la televisión es el Cosmopolitan. Compuesto por zumo de arándanos, vodka y Cointreau, resulta muy liviano y refrescante a la vez que deja marcado en el paladar su inconfundible sabor amargo e intenso de la cáscara de naranja que se atomiza sobre la copa minutos antes de ser servida. Deja un aliento exótico, oriental y muy sofisticado.

La moda del Gintonic no queda excluida de nuestro catalogo, dado que hoy en día las ginebras en sí mismas son una especie de coctel al contener en algunos casos más de 10 especias diferentes. Tomarse un Gintonic de estos es como echarse a la garganta un frasco de perfume. Algunas de las marcas como Hendricks han agregado a la mezcla rodajas de pepino y pétalos de rosa, consiguiendo un bouqet refinado y el pedido que desde luego se traslada al aliento.
En los Gintonic, el premio al aroma se lo lleva sin duda la marca G´Vine gracias a el proceso que le da el tratamiento con la irresistible fragancia de la flor de la uva.

Desde clínicas Unidental recomendamos consumir el alcohol con moderación.