Por qué elegir un implante dental

///Por qué elegir un implante dental

Por qué elegir un implante dental

Aunque una prótesis removible es una opción mucho más económica, trae consigo muchos inconvenientes, como pueden ser la incomodidad de su uso, la pérdida de propiedades (fuerza, precisión), la higiene, revisiones continuas, riesgo de rotura de la prótesis… Las prótesis fijas sobre implantes son una opción mucho más recomendable, pero lo que realmente supone recuperar las sensaciones y rendimiento de nuestros dientes naturales son los implantes dentales. Finamente, el odontólogo es el que tiene la última palabra y puede elegir la solución más adecuada para cada caso.

Vamos a repasar cuáles son los motivos para elegir un implante dental frente a otras opciones como prótesis removible o fija, aunque dependiendo de cada caso no siempre está indicado para todos los pacientes ni en todas las situaciones, más allá de motivos económicos.

  1. Mejora tu apariencia: La apariencia es como la de un diente natural, o incluso mejor. Gracias a una planificación 3D se logra que cada pieza tenga el aspecto perfecto y que encaje perfectamente junto al resto de piezas dentales. Al quedar osteointegrado al hueso, si la prótesis va sobre implantes es permanente y no removible (salvo si acudimos a clínica). Aunque la situación ideal sería de tener implantes frente a prótesis sobre implante, pues el implante es el sustituto ideal de los dientes naturales.
  2. Mejora tu autoestima: Al no ser removible e inestable se evitan situaciones embarazosas. Sonríes más y realizas actos cotidianos como comer con seguridad, sin miedo a que el diente (implante) falle.
  3. Ganas en comodidad: Utilizar una dentadura extraíble provoca dolores y roces. Un implante dental es como un diente natural, no es removible, está siempre es el sitio que le corresponde.
  4. Durabilidad: Una vez se ha producido el proceso de osteointegración y el implante ha quedado anclado al hueso, es como si tuviésemos un diente natural, que requiere cuidarlo para que no pierda sus propiedades. Su material en titanio es totalmente resistente.
  5. Vuelve a comer como siempre: No hay desplazamientos de los dientes al estar siempre en su posición. La masticación de los alimentos es la de siempre, firme y contundente, volviendo a recuperar la sonrisa cada vez que nos enfrentamos a una comida. Además, al no tapar parte del paladar como ocurre con las prótesis, podemos saborear y disfrutar la comida más fácilmente. Muchos alimentos no pueden comerse con prótesis removibles, como alimentos que requieren mucha masticación y crujientes, por lo que tampoco tendríamos limitación en nuestra nutrición.
  6. Sin problemas para hablar: En algunos casos las dentaduras removibles pueden causar problemas en la pronunciación de algunas palabras, mezclando unas con otras. Con un implante natural esto no sucede nunca, actúan como un diente natural.
  7. Higiene más sencilla: Las dentaduras removibles requieren una higiene diaria, igual que ocurre con un implante, pero éstos se limpian como un diente natural, no es tan engorroso. Además, cada cierto tiempo es necesario acudir a la clínica para limpiar en profundidad tanto la prótesis como la cavidad bucal.
  8. Evitamos pérdida ósea y retroceso de la encías: Aunque lo hemos situado en último lugar quizás sea de los beneficios más importantes de un implante. Uno de los mayores problemas de pacientes con prótesis removible es la pérdida progresiva de hueso que, además, dificulta su uso con el tiempo porque dejan de encajar como lo hacían al principio. Al no haber diente o implante, las encías también se retrotraen, un problema muy grave que se suma al que el resto de dientes naturales (si los tiene) puedan moverse al no encontrar apoyo en otro diente natural/implante.
2017-12-17T23:50:14+00:00 7 noviembre, 2017|Blog, Implantes|

Leave A Comment