Dientes “nuevos” para recuperar la estabilidad natural

///Dientes “nuevos” para recuperar la estabilidad natural

Dientes “nuevos” para recuperar la estabilidad natural

Cuando sufrimos la pérdida de un diente ahí no terminan nuestros problemas. Lo más complicado puede ser mantener la boca libre de problemas para nuestra salud bucal, como un mayor riesgo de acumulación de bacterias y partículas de alimentos que se adhieren al nuevo espacio creado entre los dientes, aumentando considerablemente los riesgos para las encías (un peligroso retroceso de las mismas) y para la inestabilidad del resto de piezas dentales, que no cuentan con el apoyo de la pieza perdida. Si se pierden varios dientes, el material de la mandíbula puede debilitarse con el tiempo, llegando a incluso a cambiarnos la estética exterior de nuestra cara.

Los implantes dentales ofrecen la solución perfecta para evitar estos casos, pues se integran permanentemente al hueso, garantizando la máxima estabilidad posible y las funciones que tendríamos con un diente natural sano. Se puede volver a disfrutar mordiendo y masticando los  alimentos como se hacía antes, además de prevenir futuros problemas en encías y el resto de piezas, así como posibles infecciones.

Procedimiento integrado

El primer paso para obtener sus implantes dentales es una consulta en cualquiera de nuestras clínicas Unidental con nuestro experimentado equipo. Necesitarán conocer su historial dental así como realizar unas pruebas diagnósticas para saber el estado actual de su boca; así podremos asegurar que el tratamiento se planifica y se lleva a cabo con toda la precisión y eficiencia. Estas pruebas también nos sirven para saber si la salud de su bocal está en condiciones de recibir este tratamiento, sobre todo en cuanto a saber si hay suficiente material óseo para que pueda aceptar el implante.

Una vez hechas todas la pruebas y la planificación del tratamiento, el paciente se someterá a un procedimiento quirúrgico menor, durante el cual el dentista colocará pequeños implantes (normalmente de titanio) que se adhieren perfectamente a la masa ósea. Después de un período de cicatrización y osteointegración (puede durar unos seis meses, depende de cada paciente), las coronas, es decir, los “nuevos” dientes, se fijarán firmemente al extremo de los implantes.

Durabilidad

Debido a que los implantes son ya una extensión de la masa ósea, éstos tienen una base sólida y permanente, por lo que pueden funcionar con la fuerza de los dientes naturales. Además de disfrutar de la comida como lo harías con unos dientes naturales y sanos, a diferencia de unas prótesis removibles no habrá dificultades para pronunciar ciertas palabras, se gana en seguridad y confianza por diversos motivos. Tampoco hay riesgo de que los implantes se pierdan durante las comidas. Y a medida que pasan los años, los implantes ayudarán a mantener la firmeza de la estructura ósea de la cara, por lo que no desarrollará el aspecto hundido que a veces puede caracterizar a largo plazo las personas que utilizan prótesis removibles. Los implantes dental son todo ventajas, la solución perfecta ante una pérdida dental.

2017-12-17T23:50:14+00:00 2 octubre, 2017|Blog, Implantes|

Leave A Comment