Dientes de leche: Datos curiosos que deberías saber

///Dientes de leche: Datos curiosos que deberías saber

Dientes de leche: Datos curiosos que deberías saber

Los dientes de leche, también conocidos como temporales, son tan importantes como los dientes permanentes. Además de ayudar a los niños a masticar y hablar, estos dientes fijan unos puntos a lo largo de la mandíbula para los dientes permanentes que aún no han crecido bajo las encías.

¿Por qué tenemos dientes de leche?
Cuando nacen los bebés, sus mandíbulas son demasiado pequeñas para acomodar el tamaño y la cantidad de dientes adultos que tendrán, por lo que sirven algo así como unos marcadores de posición hasta que la mandíbula crezca lo suficiente como para soportar dientes más grandes y permanentes.

¿Tenemos el mismo número de dientes de leche que de adulto?
No. Los dientes de leche son 20 mientras que los definitivos son 32 contando con las muelas del juicio. Además, no solo existe una diferencia de número, sino también de color y forma; los definitivos son menos blancos y menos afilados, aunque son más grandes.

¿Cuándo aparecen los dientes de leche?
Lo habitual es que lo hagan entre los seis meses y un año, y no es hasta los tres años aproximadamente que salen las 20 piezas.

¿Y cuándo desaparecen?
Alrededor de los seis años, momento en el que los dientes de leche se van a aflojando y se caen solos para dejar espacio a los permanentes. Es un proceso que puede durar varios años, hasta que la mandíbula se desarrolla. En muchas ocasiones, es normal que los dientes de leche y los definitivos convivan durante un tiempo. Como curiosidad, las niñas suelen perder antes estos dientes que los niños.

¿Hay que ir al dentista a quitarlos?
Lo más habitual es que esos dientes se caigan solo porque se vuelven más débiles o bien por el empuje de los dientes definitivos, que los sacan de su posición. Por tanto, una visita al dentista no es imprescindible para sacar estos dientes, pero hay ocasiones en que el diente de leche se rompe parcialmente y es conveniente extraerlo completamente para dejar vía libre al definitivo. También cuando están “atravesados” o en mala posición, no caen por sí solo y es necesaria una ayuda “extra”.

2017-11-10T10:36:23+00:00 10 noviembre, 2017|Blog, Curiosidades|

Leave A Comment